En busca de la “V”. Lo “bueno, bonito y barato” ahora necesitan “valor”.

Así podemos concluir según los resultados extraídos de la segunda edición del estudio Marcas con Valores: “El poder del Consumidor – Ciudadano” presentado por la agencia de branding, marketing y comunicación 21gramos, que confirma el cambio en el comportamiento del consumidor: nuevas demandas, valores, percepciones y preocupaciones respecto a las marcas.

Y es que tan solo 2 de cada 10 españoles son los que siguen preocupándose por la “calidad” y el “precio” de forma exclusiva. Un cambio en la tendencia de compra de los actuales consumidores, hacia aquellas marcas que representen mejor sus valores. Un nuevo 80% de españoles que, en su proceso de toma de decisiones en la compra, incorporan como nuevos factores determinantes el comportamiento ético, social y medioambiental de las marcas que eligen.

Es ahora, cuando los aspectos reputacionales y sostenibles comienzan a “tomar la delantera” a aquellos procesos funcionales que tradicionalmente resultaban sobresalientes. “Valores como la coherencia, la transparencia, la confianza y la honestidad son los principales valores que los ciudadanos aprecian en las marcas y que condicionan en la compra“, según el estudio.

“El 70% de los consumidores declara haber adquirido marcas con criterios basados en valores en los últimos 3 meses. Además, el 87% manifestó su intención de comprar marcas con valores estas pasadas Navidades.”

La transformación tecnológica, social, cultural y el consecuente avance de la digitalización, ha dotado al consumidor de las herramientas más efectivas para alcanzar su inevitable empoderamiento en la cadena de decisiones, y ampliar su ya existente capacidad de negociación inmediata.

decision compra exit brand consumidor responsable.jpg

A los consumidores españoles les influye cada vez más a la hora de comprar que la marca que elijan sea honesta (cumpla con todo lo que dice que está haciendo y reconozca sus errores cuando los tenga), coherente (que se comporte de acuerdo con los valores que vende), de confianza (de la que se fíe y tenga un sentimiento de pertenencia positivo) y transparente (que le resulte accesible, y aporte de forma clara información sobre sí misma).

Una tendencia que sufre una relación indirectamente proporcional según el criterio de edad. Se constata que, cuanto menor es la edad, más optimista se es también hacia las marcas con las que se establece una relación. Según el informe, tan solo el 5% de los millennials son “descreídos” y no se interesan por lo que hacen o dicen las marcas.

“Al 90% de los millennials les gustaría que las marcas les diesen el poder de tomar decisiones dentro de ellas, y con efectos en toda la cadena de valor. Pasar de la escucha activa a la escucha participativa, es decir, opinar para decidir.”

Mientras que los jóvenes apuestan por marcas valientes (aquellas que entre otros aspectos reconocen sus errores), los baby boomers (50-65 años) siguen apostando por aquellas marcas que les transmiten mayor confianza.

Y es que, tal y como afirma Marta González-Moro, CEO de 21gramos y líder del movimiento Marcas con Valores®: “El consumidor, cuando compra, ejerce su voto. No se trata de obtener clientes fieles, sino seguidores orgullosos. A día de hoy, la mitad de los consumidores disfrutan difundiendo contenidos de una marca con la que se sienten identificados.”

 

Fuente:  Marcas con Valores: “El poder del Consumidor – Ciudadano”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s