Renovarse o morir: perspectivas de la compra offline

exitbrandshopping

La era de la digitalización es el pasado. O de eso deberíamos convencernos. Porque ya no nos resulta sorprendente ni nos asombramos al contemplar cómo la tecnología aplicada a la información y las comunicaciones ha diversificado y transformado casi todos los aspectos de nuestra vida cotidiana.

Y es que abrir la puerta para dejar entrar aire fresco siempre ha sido una habilidad innata en el ser humano. Descubrir lo desconocido, interesarse por lo nuevo, curiosear en lo incomprensible y hacerlo nuestro…se tornan en un universo apasionante para nuestro entendimiento. O como acostumbramos a llamarlo últimamente: “innovador”.

¿Y dónde se detiene?, ¿cuándo sabremos dónde está el instante de inflexión? Una gran cuestión aún por resolver. Porque de momento, la ola de transformación disruptiva no frena su avance en la invasión de este, nuestro ecosistema diario. Y ahora es el turno de las “compras”. Y más que de “las compras”, podríamos decir de “las compras de siempre”.

exitbrandconsumidores.jpg

Vuelta al sedentarismo selectivo. ¿Y si no me lo traes, qué me ofreces por ir yo?

Porque nos olvidamos que cuando dijimos eso de “el consumidor es ahora más exigente que nunca”, deshumanizamos a ese consumidor. Un humano que ya era exigente cuando recurrió a internet a la hora de buscar la primera información frente a la enciclopedia, a la hora de confiar en una compañía aérea frente a otra tan sólo por sus opiniones online, o a ese mismo momento en el que se decidió por un restaurante y no otro por el número de estrellas en una app. No nos engañemos: somos selectivos por naturaleza. Y el momento de la compra tradicional, no iba a ser menos.

Y no solo selectivos, sino también avariciosos. Siempre queremos más. Y no sólo más, sino mejor. Y si la experiencia es de 10, somos conscientes de que podría ser de 11. Porque… ¿por qué no serlo?

La globalización ha abierto un abanico de posibilidades que nos ofrece mucho más que la posibilidad de escoger. Nos ofrece algo mucho más importante: la posibilidad de que “nos ofrezcan mejor”. Y en ese coliseo de competencia permanente, es donde empresas y marcas se afanan por permanecer.

Somos globalmente difíciles de satisfacer: “que no nos ofrezcan más, sino mejor”

La tienda online ha ganado terreno a la experiencia de venta física- de momento. Y es muy posible, que la necesidad de adaptación haga que esta última reaccione para ofrecer a este nuevo consumidor, una alternativa lo suficiente satisfactoria como para aguantar, al menos, hasta el siguiente asalto.

Una nueva experiencia de compra en la que la compra tradicional despierte nuestro lado más humano. Y nos muestre de nuevo que detrás de la transacción online, también nos quede mucho más por descubrir.

Fuente y más datos sobre el futuro de la compra tradicional, en el artículo de AECOC:“Tiendas físicas, Obligadas a ‘reiniciar sesión’” 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s